Conade ‘rompió’ la carrera de Lupita González, marchista suspendida por doping

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
La deportista cumplirá la sanción a finales de 2022; no participará en los Olímpicos de Tokio 2021
Foto: Getty Images
Wendy Herrera

Wendy Herrera

“Hacer caso a lo que me recomendó la Conade y confiar en ellos, fue mi error”, dijo la marchista olímpica Guadalupe González Romero, tras recibir una sanción de 4 años por dopaje. La atleta ha iniciado un proceso penal en contra de ex miembros de la Comisión Nacional de Cultura Física (CONADE), por presunta falsedad en declaraciones.

En octubre de 2018 Lupita González hizo una prueba de orina por orden del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), que fue canalizada a un laboratorio de Montreal, Canadá. Los resultados dieron positivo por trembolona, suplemento prohibido por el Código Mundial Antidopaje.

La trembolona es un esteroide anabolizante sintetizado, efectivo para el aumento de masa muscular y reducción de grasa. Comunmente, es empleado por criadores de ganado durante la primera etapa de crecimiento de las reses.

La primera defensa al caso fue presentada por Luis Fernando Jiménez y Víctor Espinoza, abogados de la CONADE. Los litigantes convencieron a la deportista de mentir a la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF) que el positivo fue por comer carne contaminada de una taquería en la Ciudad de México.

En la audiencia de abril de 2019, las evidencias presentadas por González fueron descartadas y declaradas como falsas. El investigador privado de la IAAF demostró la inexistencia del establecimiento referido por la defensa.

Así fue como el jurista Andrés Charría tomó el expediente y exploró otras líneas de apelación: el consumo de carne o suplementos alimenticios contaminados, e irregularidades en la toma de muestra del Comité Nacional Antidopaje.

En la resolución, la marchista fue castigada a cuatro años de supensión en competencias oficiales por doping.

Lupita González destapa engaño de la CONADE

El pasado 3 de julio, Lupita González dijo haber presentado una denuncia en contra de dos personas relacionadas con la CONADE por falsedad de declaraciones. Los señalados habrían firmado una hoja de aplicación de doping, pero solo uno presenció el examen. La primera defensa rechazó la inconsistencia que pudo reducir la sanción de la deportista.

El castigo le arrebató participación a todos los eventos deportivos y al derecho de un fideicomiso otorgado por el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, que asciende a los 52 mil pesos mensuales.

Asimismo, aseguró demandar los primeros abogados que llevaron su caso, y que exigen un cobro de honorarios por 500 mil pesos. “Ese fue mi error haber confiado en una institución (Conade) que me los mandaba como los mejores. Los primeros abogados no son especialistas en dopaje, ese es el precio que estoy pagando” señaló la marchista en conferencia de prensa.

Una carrera prometedora empañada por doping

María Guadalupe González Romero es una atleta mexicana y Teniente de Corbeta en la Secretaría de Marina (SEMAR). A sus 31 años es medallista olímpica, su primera competencia fue en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, donde obtuvo una presea de oro.

En el Mundial de Atletismo 2016 logró un segundo lugar que más tarde sería Oro por sanción al primer puesto, por dopaje. En el mismo año, en los Juegos Olímpicos de Río, González le otorgó a México la primera medalla de plata en su categoría femenina. En 2018 alcanzó el metal dorado en el Campeonato del mundo de marcha atlética.  

A pesar de su sanción, la medallista descarta su retiro y espera participar en los Juegos Olímpicos de París 2024, al que llegará con 35 años de edad. 

Deja un comentario

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Reciente

Siguenos

Video Semanal

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento