Impunidad, Liga MX y clubes omiten sanción en caso de violencia doméstica

Foto: Imago7

México es uno de los países que registra la mayor tasa por hechos de violencia contra la mujer y feminicidio en Latinoamérica. De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre 10 y nueve mujeres son asesinadas cada día en territorio mexicano.

Instituciones públicas y privadas suman esfuerzos para erradicar la problemática destinando recursos en campañas, capacitación a empleados y acciones en favor de la equidad género; a esto se ha unido el deporte profesional.

En meses pasados, el caso de un miembro de la Liga MX de futbol encendió las redes sociales por relación con violencia familiar, en un medio donde la impunidad y opacidad termina por archivar los actos de deportistas.

La noche del 5 de marzo, el futbolista Renato Ibarra fue arrestado, tras una denuncia, en su domicilio de la Ciudad de México. A su traslado a la Fiscalía General de Justicia (FGJ), fue acusado por violencia doméstica, tentativa de feminicidio y de aborto contra su esposa.

Ibarra llegó a un acuerdo con la parte acusatoria y, después de dos audiencias en el Reclusorio Norte, salió libre el 12 de marzo. El Club América, equipo donde militaba en ese momento, anunció a la opinión pública que el extremo permanecería inactivo mientras se aclaraba su situación legal.

La Federación Mexicana de Futbol (FMF) prefirió no intervenir en el asunto a través de un comunicado promoviendo un mensaje de ética, y limitarse a algún tipo de sanción.

Los códigos de ética de la Liga mexicana no establecen suspensiones por conductas de violencia fuera de complejos deportivos, afuera, todo corresponde a los planteles, quienes tampoco establecen en sus contratos correctivo alguno por comportamientos negativos; en casos recientes, solo suspensiones temporales.

El pasado 3 de julio, Club Atlas lo presentó como nuevo refuerzo para el torneo Apertura 2020. Incluso, Renato, de 29 años, reapareció en las canchas el 12 de julio durante un partido amistoso transmitido por televisión.

Argentina, primer país en Latinoamérica con cláusula contra violencia a la mujer

En Argentina, las acciones contra la violencia a la mujer marcan sanciones severas. Ahora, en el futbol argentino, clubes se han pronunciado con suspensiones, multas económicas, e incluso cancelación definitiva de contrato a quienes incurran en esta falta.

Club Atlético Vélez Sarsfield fue el primer equipo en imponer un apartado contractual en sus futbolistas ante incidentes de este tipo; siguió River Plate con la creación de un protocolo contra violencia de género; y San Lorenzo de Almagro con medidas que aplican rescisión de contrato por agresión a la mujer.

Al mismo tiempo, las instituciones sumaron a sus consejos deportivos a integrantes femeninas para constituir una Comitiva de Género que impuse acciones de conciencia y respeto, en el caso de San Lorenzo.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento