Mr. Wonderland

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Foto: Especial

Don caballero, don perfecto, don wonderland

A dónde me ha traído, por qué vislumbro en su semblante la sombra del impostor

Don jinete en blanco corcel, don Juan de ventanas y balcones

No ve que en su compañía las horas son peores que estar encerrada.

Que no me prometa las maravillas ni los tesoros

Tal vez un paseo volando, o un crucero en el viejo barco

Mejor aún que me vuelva sirena para que me vaya nadando

Ay de aquel don misterioso, que se las da de todo poderoso.

Don Wonderland le dicen porque te mareas con su risa de gato risueño

Pierdes la cabeza con su carmesí sonrisa

Y que se diga de la cordura, esa que al ver sus ojos jamás existió.

Don misterioso y apresurado, se lo come el tiempo y el desgano

Entre salvar damiselas, remendar tés, y preparar copas en sombreros

Se le va la vida de rey esclavo.

Pobre ser amorfo, con esa cara tan bella, el cuerpo limpio y el alma chueca

Mi pañuelo le he regalado, para que no se olvide de su alma cuerda

Y si acaso corro con suerte y la lluvia no me frena, quizá pueda dejar atrás en el

Laberinto al señor Wonderland.

Adiós don recatado, hasta pronto don reservado, hasta nunca don maravillas

Le escribiré cartas con palomas, y se las haré llegar con las flores cantoras

Le haré saber de nuestro próximo encuentro de ventana

Cuídese mucho Mr. Wonderland

Siempre suya, Mrs. Neverland.

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento