El pueblo peruano contra la corrupción de su gobierno

El próximo 11 de abril el pueblo peruano celebrará elecciones para elegir a su nuevo presidente
Foto: Renato Pajuelo

La ola de protestas que sacudió a Perú a mediados de noviembre pasado logró la exposición de una profunda crisis política y social, en la que la ciudadanía peruana vivió su democracia bajo tensión e incertidumbre.

El momento cumbre inició el 9 de noviembre cuando el entonces presidente Martín Vizcarra dejó el cargo, acusado de “incapacidad moral” por el Congreso de Perú, y dando paso al mandato de Manuel Merino. Ese mismo día miles de personas alzaron la voz en contra del nuevo gobierno en la Plaza San Martín de la capital Lima.

“No es por Vizcarra, es por el Perú”, eran las consignas en carteles que se alzaban entre una multitud en rechazo a la presidencia de Merino que se extendió hasta otros distritos limeños como Miraflores, Barranco, Lince, San Miguel, Chosica, Comas y Surco.

Las manifestaciones no se limitaron a una única sede, la capital del departamento del Cusco fue una expresión dentro de este hartazgo social. Desde ahí Yhobany Yhasmany Venegas Linguithy, reportero del periódico digital Reporte Obligado, de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (UNSAAC), fue testigo de una democracia que clamaba un país mejor.

“La gente no solamente había salido a las calles por Merino, sino también porque Bizcarra, cuando era presidente, estaba manejando la información tergiversada, porque había incurrido en muchos problemas de corrupción y porque personas cercanas a su gestión también se involucraron en este tipo de escándalos”, comenta Yhobany en entrevista para El Semanario Gráfico.

Antecedentes de corrupción

Con casi una semana de movilizaciones separatistas, la crisis política que enfrentó la República del Perú durante 2020 se agudizó en tan solo 9 días, tiempo en el que el país tuvo tres diferentes presidentes. No obstante, suman por lo menos 30 años en los que los mandatarios de esta nación presentan vínculos con acciones ilícitas.

El primer caso es el de Alberto Fujimori, quien después de gobernar entre 1990 y 2000, se encuentra preso por corrupción y violaciones a los derechos humanos. De igual manera fue señalado su sucesor, Alejandro Tolde, detenido en Estados Unidos en 2019 con fines de extradición por aceptar sobornos y relacionarse en el caso Odebrecht, que en México atrajo a funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Dentro de la misma investigación sobre la constructora brasileña también fue involucrado Alan García, presidente del Perú entre 2006 a 2011, y quien se suicidó justo antes de ser detenido por haber recibido sobornos. Un archivo más es el de Ollanta Humala que estuvo 9 meses recluido en una penitenciaria y con carpeta abierta por la Fiscalía peruana a solicitud de una nueva condena de 20 años de cárcel.

De acuerdo con investigaciones anticorrupción realizadas por el Equipo Especial Lava Jato en Perú, el lavado de dinero y los sobornos se mantuvieron durante el mandato de Pedro Pablo Kuczynski, presidente antecesor de Vizcarra y quien renunció en 2018 tras una serie de denuncias en las que se le acusa de mentir en las declaraciones que dio sobre sus vínculos con Odebrecht.

Las últimas administraciones

La cronología política llegó a Martín Vizcarra, cuyo mandato constitucionalmente terminaba hasta el 28 de julio del 2021. Fue acusado por haber recibido sobornos cuando era gobernador del estado de Moquegua y por lo que, con 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, el Congreso peruano aprobó su revocación el pasado 9 de noviembre.

“En esta última etapa cuando Vizcarra asume la presidencia, él tenía como tema “bandera” dentro de su agenda política la lucha contra la corrupción. Sin embargo, luego de que, de alguna u otra manera, hizo algunas acciones relacionadas a este tema, como la modificación de la ley electoral del sistema político y judicial; Vizcarra termina siendo uno más ante el ciudadano peruano”, retoma Yhobany Yhasmany Venegas.

Para ese momento, Manuel Merino de Lama, perteneciente al partido político Acción Popular, era presidente del Congreso. Sin embargo y tras la destitución de Vizcarra, Merino se posicionó como presidente interino de Perú hasta las próximas elecciones el 11 de abril de 2021.

Fue ahí cuando la sociedad peruana mostró su descontento, puesto que el excongresista también se había involucrado en eventos de corrupción. Fue así como lo que inició con una serie de protestas pacíficas terminó en confrontaciones con la policía y agresiones contra la libertad de expresión.

“Como resultado de la actuación policial de los últimos días, y particularmente en las marchas masivas del jueves 12, se han registrado heridos, incluyendo manifestantes y periodistas”, reiteró ONU Perú mediante un comunicado en el mes de noviembre.

Las votaciones, el siguiente gran reto

Tras la movilización masiva de la sociedad peruana, el congresista Francisco Sagasti, del Partido Morado, ganó el pasado 16 de noviembre la elección de la Mesa Directiva del Congreso por lo que, de ahora y hasta las próximas votaciones el 11 de abril de 2021, asumirá la Jefatura de Estado.

La Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPEserá la encargada de organizar unas elecciones en medio de la pandemia por COVID-19 y en las que se deberán atender temas como la necesidad de una mirada regional en la resolución de problemas, que a causa de la corrupción y el manejo inadecuado de los gobiernos han quedado de lado.

“Eso hace que, ahora que ya vamos a cumplir en julio próximo el bicentenario de la independencia del Perú, todavía seamos una república que ha nacido pero que no se ha desarrollado y que de repente esos 200 años son todavía insuficiente para pensar en una república que realmente responda a las necesidades, compromisos y que vele por la calidad de vida de las personas”, concluye Venegas Linguithy.

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento