“Cambiar un litro de pulque por despensa”, la iniciativa de El Nahual

Foto: Oscar Rodríguez
Wendy Herrera

Wendy Herrera

Cientos de negocios se han visto afectados por el confinamiento. Mientras unos cierran sus puertas, otros luchan por mantenerse a flote. A pesar de las enormes pérdidas, unos cuantos brindan apoyo a los más necesitados.

El Nahual, pulquería en la ciudad de Puebla, al igual que muchos negocios, bajó sus cortinas en marzo por la emergencia sanitaria. Los empleados regresaron a casa sin ingresos, los dueños se quedaron con deudas por pagar y los clientes dejaron de consumir el destilado de maguey.

Itzel Canizal –propietaria- junto a su pareja idearon un plan para que sus trabajadores no se fueran con las manos vacías, repartieron despensas. Pasta, leche, arroz, frijol, enlatados, verdura y carne fueron la base de los paquetes.

Con su acción, se dieron cuenta cómo más personas necesitaban de un apoyo, gente que se quedaba sin oficio. “Nos entró en la conciencia que hay más personas que lo necesitan, hay que hacer más despensas y pensamos en una forma de obtener apoyo, a cambio de algo que pudiéramos ofrecer”, comenta Itzel en entrevista para El Semanario Gráfico

“Nosotros nos consolidamos como pulquería y la gente nos conoce por el pulque que vendemos, entonces llegó la idea de hacer un intercambio”, expone. “Un litro por un kilo” busca recolectar víveres a cambio de pulque. Cada kilo de alimento será intercambiado por un litro de la bebida, para invitar a la sociedad a sumarse a la iniciativa.

Desde el 12 de mayo, El Nahual inició el acopio de perecederos. Leche, aceite, arroz, azúcar, pasta y enlatados se repartirán en las donaciones. La pulquería atiende de 13 a 22 horas en calle 11 oriente #8, en el centro de la capital poblana.

El objetivo es asistir a familias al oriente de la ciudad, personas que trabajan en cruces viales como limpiaparabrisas y vendedores. La iniciativa planea repartir las despensas después de la primera semana de junio, una vez que haya alimentos suficientes.

La crisis de los pequeños negocios

“Nuestras ganancias se están viendo afectadas, nosotros seguimos pagando renta, pagando luz, pagando impuestos, las deudas no se detienen”, comenta la empresaria, después de dos meses sin ventas ni actividad.

A pesar de las duras pérdidas del negocio, Canizal y Chávez ponen un grano de arena para la causa. Su ayuda no se limitará a obsequiar litros de pulque, sino que añadirán a cada despensa verduras y carne para hacerlas más completas.

A la par del acopio, “El Nahual” pasa por remodelación para recibir en una fecha incierta, a los clientes que al igual que ellos, esperan la reapertura. Mientras tanto, durante la semana comenzarán con la modalidad entrega a domicilio y para llevar, para que su público consuma desde sus hogares los productos que ya conocen, y las nuevas paletas de hielo elaboradas con pulque.

“En este tiempo de crisis que vivimos hay que buscar la forma en la que, desde nuestra trinchera podamos aportar […] La invitación está abierta a que más personas, más pequeños negocios, se sumen con pequeñas acciones solidarias para que apoyen a muchas familias en estos momentos”, compartió la joven emprendedora para exhortar a la sociedad poblana.

Previous
Next

Deja un comentario

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Reciente

Siguenos

Video Semanal

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento