En ruinas y escombro, lo que dejó la explosión de gas en Xochimehuacan

La explosión ocurrió la madrugada del 31 de octubre
Foto: Cuartoscuro

Al norte de la ciudad de Puebla, la madrugada del 31 de octubre un fuerte estruendo despertó a los habitantes de la junta auxiliar San Pablo Xochimehuacan. Una fuga de gas LP ocasionó la explosión de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) que dejó 15 heridos, hasta el momento 4 muertos, y decenas de viviendas colapsadas.

La lucha contra el robo de hidrocarburos sigue superando las estrategias de seguridad de los gobiernos locales y federal, entre gasolina, gas natural y gas LP. En los últimos 10 años, según datos de Pemex, la sustracción ilegal ha costado más de 600 millones de pesos.

Apenas en 2020, la Fiscalía General de la República (FGR) recibió 126 denuncias por robo de combustibles fósiles y derivados; en lo que va de este año la cifra asciende a 178 carpetas de investigación.

En los primeros siete meses de 2021 se registraron mil 355 tomas clandestinas de gas LP, un alza del 23% a comparación de los mil 103 que fueros contabilizados en 2020.

Zona norte de Puebla en peligro por ductos de gas LP

Puebla se enfrenta al borde del terror con la ordeña de combustible, los hallazgos de tomas clandestinas se convirtieron en una pesadilla, tan solo en 2020 era registrada una cada cinco horas con 10 minutos, datos del IGAVIM.

De acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM,) la entidad poblana registró el mayor número denuncias en este delito concentrado en el gas L.P. con el 79.14% del total que se registra a nivel nacional, seguido de México y Tlaxcala.

Asimismo, datos de IGAVIM junto con PEMEX señalan que entre los primeros seis municipios que en 2020 registraron un mayor número de tomas clandestinas son de Puebla, representados por San Martín Texmelucan con 488, Tepeaca con 458, Los Reyes de Juárez con 103, Acajete con 98, Acatzingo con 94 y San Matías Tlalancaleca con 85.

Esta situación llevó a Puebla a catalogarse como una de las entidades con más tomas, pues datos de Pemex señalan que incluso se tiene un aumento del 9% en comparación de 2020. Tan solo en el primer semestre del año pasado, fueron descubiertas 845 tomas clandestinas de gas LP, mientas que este año durante el mismo periodo se lleva 921 descubiertas.

Recientemente, el detonante que expuso la magnitud del problema en la capital poblana fueron los hechos que sucedieron en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, donde la madrugada del 31 de octubre se pintó de rojo debido a la explosión de una toma clandestina.

Horas antes del detonante, vecinos de alrededor ya habían percibido a la 1:30 am un fuerte olor a gas, por lo que se realizaron denuncias a protección civil, comenzando así con una evacuación a las casas que se encontraban cerca.

Fue a las 3 de la madrugada cuando un fuerte estruendo se hizo escuchar a varios kilómetros del lugar. El hecho dejó cuatro personas muertas y 16 heridas.

El desolado lugar mostró daños materiales, pues fueron destruidos 183 patrimonios de familias que luego del suceso tuvieron que refugiarse en albergues cercanos.

De acuerdo con el presidente municipal Eduardo Rivera, el municipio de Puebla está en peligro debido a que son 29 kilómetros los que atraviesan ductos bajo la ciudad, por lo que esto puede llegar a causar grandes daños.

“El riesgo, desafortunadamente está en todo el norte del municipio de Puebla, con 29 kilómetros que atraviesan los ductos de la ciudad. Desafortunadamente el paso del tiempo se ha venido comiendo la mancha urbana, en esas zonas no está permitido establecer desde negocios o hasta viviendas”, informó Rivera Pérez durante una rueda de prensa.

Por otra parte, Rivera señaló que es necesario denunciar cualquier tipo de actividad ilícita, para así lograr dar con los responsables, pues asegura ya se han recibido reportes ciudadanos de que en algunas casas se almacenan tanques de gas.

“Hemos recibido reportes de ciudadanos que hasta en algunas casas se almacenan de manera indebida tanques de gas, o hemos encontrado que se hacen movimientos de intercambio de tanques de gas en la vía pública, lo cual también representa un riesgo”, dijo.

Según datos del IGAVIM, durante el primer semestre de 2021 de las 846 denuncias que se han realizado por robos a ductos, solo 59 llevan una línea de investigación, enterrando los casos restantes.

En el número de denuncias, las entidades con el mayor registro en el primer semestre del 2021 fueron Hidalgo, México, Puebla, Michoacán y Veracruz.

El organismo también demanda que el programa de desarrollo urbano sea actualizado, pues este lleva 10 años entre telarañas que solo ponen en riesgo las zonas que son pobladas en Puebla capital.

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento