«La apuesta de inversión y la esperanza de mantenerse»

Foto; Anel Esgua

El sector restaurantero vive entre la apuesta de inversión y la esperanza de mantener con vida su economía entre cierres parciales y definitivos. Empresarios y dueños de negocios ya no piensan en recuperar lo perdido, al menos en sobrevivir uno o dos meses más, y no dejar sin empleo a sus trabajadores.

El segundo confinamiento emitido por el gobierno de Puebla significó volver a cero y cambiar por completo estrategias comerciales, más aún en temporada de fiestas navideñas, donde crecían con ilusión de mediar sus financias.

“Empezábamos a ver por octubre y noviembre que ya estaban mejorando las cosas, durante septiembre ya comenzábamos a estar más tranquilos, pero llegó diciembre que son fechas importantes para los restaurantes.”, platicó Anahí Madrid, empleada del restaurante “La Casa del Mendrugo”, en entrevista con El Semanario Gráfico.

Del 29 de diciembre al 11 de enero, comercios no esenciales cerraron definitivamente; en el caso de restaurantes, cafeterías, loncherías, cocinas económicas, torterías y taquerías, quedó excluida la atención en comedores a solo servicio por aplicación y para llevar.

Para negocios como el de Anahí esto representó un reto de subsistencia, “nosotros ya no teníamos preparada una estrategia como por ejemplo para las ventas a domicilio, pero bueno tuvimos que trabajar sobre eso. Principalmente fue el problema de no estar listos para lo que llegó”.

Quienes no lograron adaptar sus operaciones ahora forman parte de los 470 restaurantes cerrados que la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) ha contabilizado en Puebla de 2020 y al corte del pasado 23 de enero.

Sin contar que, durante ese mismo mes, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) del estado registró 44 mil bajas laborales y 8 mil empresas quebradas durante esta crisis sanitaria; luego de que cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelaran que, entre mayo de 2019 a septiembre de 2020, el 21% de los locales en Puebla bajaran las cortinas permanentemente.

“Tuve que despedir a tres gentes, éramos cuatro personas, y ahora estamos con un sueldo a la mitad para poder sacar las necesidades del negocio y también que mi empleada se pueda llevar algo a su casa.”, compartió Marielena Arronte, dueña del local “Tortas Ana desde 1962”.

Abrir o Morir

Ante la crisis financiera y la falta de apoyos con gobiernos, consejos empresariales analizaron la necesidad de una pronta reactivación económica. Al no ver respuesta a sus intereses, en todo el país se manifestaron bajo el lema #ABRIRoMORIR.

“Estamos de acuerdo con que hay que mantenernos con las reglas para que con eso podamos salir pronto de esta situación, pero sí son reglas que no nos dan mayor apoyo”, dijo Anahí recordando que comercios como el suyo están comprometidos con seguir normativas como el uso de cubrebocas y la sana distancia.

Reactivación de actividades

La reactivación de actividades no esenciales fue autorizada por el Gobierno del Estado desde el pasado 26 de enero, los restaurantes fueron autorizados a tener un aforo máximo del 20 por ciento, entre otras medidas.

“A mi parecer la situación está más crítica ahorita que hace unos meses en cuestión de contagios, entonces no me caería de extraño que se volvieran a cerrar los negocios”, agregó Anahí.

“Nosotros los invitamos a que salgan y consuman sin conglomeraciones. Todos tenemos miedo, pero con este virus vamos a vivir todavía un buen rato y por lo que debemos cuidarnos entre todos”, finalizó Marielena.

 

Click Here
Previous
Next

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento