Ley Olimpia es nacional: un paso contra la violencia digital a la mujer

Foto: Especial
Fernanda López

Fernanda López

Cada día, miles de mexicanas son acosadas, agredidas, violentadas, en redes sociales. Son víctimas de señalamientos por publicaciones, comentarios, fotos, o el simple hecho de ser mujer. El Internet, como espacios públicos, dejo de ser un lugar seguro.

La filtración de contenido personal u intimo vulnera su integridad física y emocional cuando es expuesta en la red. Así fue la experiencia de Olimpia Coral Melo, quien sufrió de violencia digital por la publicación de un video sexual cuando tenía 18 años.

El pasado 5 de noviembre, la Ley Olimpia, que castiga la difusión no consentida de imágenes de contenido íntimo, erótico o sexual a través de los espacios digitalizados, fue aprobada por unanimidad en el Senado de la República.

De acuerdo con datos de organización contra violencia de género, el 90% de contenidos de explotación sexual en internet se alimentan de “packs”, contenido íntimo. Asimismo, 8 de cada 10 víctimas son mujeres y 6 de cada 10 son menores de edad. 

En meses pasados, El Semanario Gráfico publicó el tráfico de gráficos sexuales a través de grupos de Telegram, en uno de ellos estaban suscritos más de 21 personas, en su mayoría hombre, compartiendo fotografías y videos íntimos como información personal de mujeres. 

La aprobación de esta iniciativa tomará en cuenta a “toda persona que por algún motivo tiene este tipo de material en sus manos, siendo o no cercana a los afectados y de mala fe hacen pública esta información, reproduciendo su viralidad y ciberacoso”. 

Sobre la Ley Olimpia  

La Ley Olimpia es considerada como un conjunto de reformas legislativas encaminadas no solo a reconocer la violencia digital, sino también sancionar los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales, también conocida como ciberviolencia. 

En 2019, la Ley Olimpia estaba vigente solo en 11 estados del país. Hasta el pasado jueves, estas reformas ya eran vigentes en 17 estados del territorio mexicano, entre ellos Oaxaca, Ciudad de México, Veracruz, Chiapas, Guanajuato, Querétaro y Puebla. 

Cabe señalar que en la entidad poblana este tipo de violencia fue considerada dentro del Código Penal del Estado de Puebla el 10 de diciembre de 2018. A partir de esa fecha el Artículo 225 estableció de 3 a 6 años de prisión y/o multas de entre 1 mil a 2 mil pesos a quien se le demostrara este tipo de agresiones. 

Ahora que esta iniciativa ha llegado a nivel nacional, incurrir en violencia digital y acciones dolosas realizadas mediante el uso de tecnologías de la información puede llegar a penas de tres a seis años de prisión; al igual que una multa económica por violar la integridad, privacidad e intimidad de la víctima. 

 El futuro de las reformas 

Entre los logros que representan estas reformas destaca el hecho de que la Cámara Alta agregara la violencia digital como una modalidad de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes; elemento que no se contemplaba formalmente dentro de la propuesta al momento de pasar por la Cámara de Diputados y a la cual tendrá que regresar la iniciativa para alcanzar niveles federales. 

El verdadero impacto empezará a reflejarse cuando, tanto en la conciencia jurídico como en la individual, se asimile que las consecuencias de la violencia digital son tan reales como las que viven por agresiones fuera de los espacios cibernéticos. 

Deja un comentario

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Reciente

Siguenos

Video Semanal

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento