Investigadores urgen a atender racismo en comunidades indígenas del país

Foto: Reuters
Marytere Pavón

Marytere Pavón

El racismo en México es un problema que no es visible y tiende a confundirse con clasismo. Durante la cuarentena varios casos de racismo se han visibilizado, en el país algunos investigadores urgen a atender esta perspectiva social que sufren todos los días grupos indígenas, de raza negra y de origen chino.

En el foro “Racismo y Antirracismo en tiempos de Covid-19”, organizado por el Centro Profesional Indígena de Asesoría, Defensa y Traducción (Cepiadet), especialistas y sociólogos de pueblos originarios expusieron las adversidades que tiene que supera este sector de la sociedad en un ambiente racista.

Itza Valera, investigadora de procesos políticos entre población negra, comentó que los pueblos afromexicanos de la región sur de la República mexicana, son discriminados y marginados en los estados por el gobierno y quienes los rodean.  Viven limitados por falta de recursos y servicios públicos, una forma de racismo estructural.

Por la contingencia sanitaria, la precariedad de servicios de salud para ellos vulneró aún más su condición de vida, solo para localizar a un médico general deben viajar hasta 1 hora fuera de su comunidad.

Por su parte,  Aida Naxhielly Espíndola, joven de origen mixteca, miembro del Colectivo Juvenil Intercultural Nuestras Voces, compartió su experiencia desde el espacio universitario. Evidenció que, aunque se apoya la diversidad en estos tiempos, sigue habiendo violencia racial y no existen mecanismos para denunciar estos casos.

Agregó que la construcción que se hace del estereotipo indígena es parte de una estructura racista, durante una estancia universitaria en Ciudad de México sufrió de la negación de su identidad por sus compañeros, quienes pensaban que no “parecía”.

El académico Marco Antonio Pérez Jiménez, del Colectivo Coopera, detalló la raíz histórica del racismo anti-chino, la cual resurgió con la pandemia al ser el brote en la ciudad de Wuhan, China.

Enfatizó que este tipo de racismo no es tan visible para la sociedad mexicana, los prejuicios y estereotipos contra personas asiáticas han sido tan reproducidos que son enmascarados como solo una “broma”.

Al término de la charla, los panelistas consideraron positivo que la lucha contra el racismo tenga apertura en redes sociales, pero que así no terminará. La sociedad debe aceptar que es racista, asumir los privilegios que tienen como por su mestizaje y potencializar las voces de las personas afectadas. Entender que el racismo no es una moda, es parte de la historia del país

Deja un comentario

Nosotros

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

Reciente

Siguenos

Video Semanal

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento