Justica y visibilizar el problema, exigen mujeres víctimas de agresión con ácido en México

Ginnette Riquelme
Foto: Ginnette Riquelme
Laura Espíndola

Laura Espíndola

La violencia de género en México no se detiene y los casos de agresión con ácido contra mujeres cada vez se hace más presente. Agrupaciones como la de la Fundación Carmen Sánchez aseguran que de las únicas 32 víctimas registradas oficialmente por este tipo de ataques desde el 2001, el 87% de las víctimas son mujeres.

Yazmin es una de esas víctimas, ya que el pasado 28 de mayo en Iztapalapa se reportó su caso luego de que cámaras de seguridad evidenciaran el momento exacto de su agresión. La víctima caminaba al lado de un compañero a la salida de su trabajo, en la misma imagen se ve a una mujer siguiéndolos y cuando consigue alcanzarlos arroja el ácido al rostro de Yazmin.

El testimonio de la victimaria apunta que había sido amenazada días antes de la agresión por su expareja, así mismo, relata que previamente había interpuesto dos denuncias contra el presunto agresor por violencia física sin que hubiera intervención por parte de las autoridades.

Acid Survivors Trust International (ASTI), una organización con el objetivo de acabar con el ácido y la violencia de la mano con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), calcula que al año a nivel mundial se producen al menos 1.500 agresiones, más del 80% a mujeres.

El promedio de edad de las victimarias va de los 20 a 30 años, la mayoría de estos ataques casi siempre son a manos de conocidos o con alguna relación de pareja o ex pareja de la agredida. De acuerdo con información de ASTI el 90% de los atacantes son hombres. En México el 57% de las agresiones se llevó a cabo de manera directa de la pareja o expareja sentimental con motivos de celos o venganza.

“Tienen la intención de desfigurar permanentemente a la víctima, de causarle daños físicos y psicológicos brutales, de provocarle graves cicatrices y condenarla al ostracismo”, sentenció respecto a las cifras Meryem Aslan, responsable del Fondo Fiduciario de Naciones Unidas.

En el caso de María Elena Ríos, victima ataque con ácido, denuncia el daño que le provoca mirar sus cicatrices a diario, esto acompañado de la impunidad puesto que ha denunciado a la fiscalía sin lograr ninguna sentencia.

“Esto ha dado lugar a terribles violaciones en contra de los derechos humanos míos y los de mi familia porque la familia del quinto implicado me revictimiza, me violenta, me amenaza y no solo eso la defensa de mi agresor se burla y dice que tiene contactos, el juez y el presidente del tribunal son sus amigos. Esto es México una terrible injusticia y revictimización hacia las mujeres” declara Elena Ríos exigiendo justicia como el resto de las víctimas en el país.

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento