La fe por el niño Dios une a la familia Toxqui

El taller está ubicado en el barrio de Santa María Xixitla, en San Andrés Cholula
Foto: Oscar Rodríguez

La tradición de vestir al niño Dios es la más importante en el calendario litúrgico de la comunidad católica en México. El 2 de febrero, marcado como el Día de la Candelaria, los templos católicos son abarrotados con la visita de los fieles que piden la bendición a sus niños como muestra de agradecimiento, prosperidad y abundancia en los hogares.

A principios de enero, y desde hace 25 años, el taller de la familia Toxqui abre sus puertas para restaurar y arropar a decenas de niños para la celebración. El local, en el municipio de San Andrés Cholula, no tiene nombre, pero es muy famoso en la zona y reconocido por su fundadora, Francisca Toxqui.

Francisca es modista, tiene 82 años de edad. Antes de abrir su taller, trabajó con una de sus hermanas diseñando y confeccionando los trajes de los niños Dios. Las cuatro hijas de Francisca mantienen vivo el espíritu y el negocio que solo abre por un mes al año, y es un legado familiar.

La compra de tela, tomar medidas, corte, tejido, armado de coronas, ventas y diseños, son las tareas a repartir. Los clientes, dicen, no dejaran de llevar sus niños a vestir por la confección del traje, cuyo diseño es único, exclusivo.

El trabajo de este taller, a la vez, es de importación, llega a Estados Unidos. Para Francisca, lo que la motiva en su trabajo es ver al siguiente año sus mismos clientes, y nuevos, sabiendo que regresan por la calidad que brindan.

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento