Los huracanes que azotan el rumbo de la educación en México

Foto: Archivo

En los últimos años, la educación en México ha sufrido cambios significativos que han modificado su rumbo y afectado la enseñanza. La inexistencia de una estrategia a largo plazo que sea continuada por las diferentes administraciones, ha dejado un sistema educativo sin planes de acción efectivos.

La primera acción importante que provocó la transformación del sistema educativo en México fue la implementación de la Reforma Educativa en 2013 que priorizó la formación y evaluación del magisterio, modificando el equilibrio político entre autoridades y sindicatos.

Con ella se dotó de autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) para mejorar la calidad educativa a partir de mayor preparación y evaluaciones. Además, se implementó el Modelo Educativo de 2017, el cual sigue vigente en el ciclo escolar 2022-2023 y que vincula las materias del plan de estudio e incorporó el aprendizaje socioemocional.

Pero en 2019 con el cambio de administración, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador deshizo los cambios en el sistema educativo aplicados por su antecesor Enrique Peña Nieto. El más importante de ellos fue la reversión de la Reforma Educativa.

Esta modificación a la Ley General de Educación (LGE) llevó al nacimiento de la Nueva Escuela Mexicana (NEM), proyecto que engloba las modificaciones del gobierno actual y que busca una educación más integral, humanista y que involucre a las comunidades.

También se eliminó al INEE, que fue sustituido por la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) como la encargada de generar los criterios para las evaluaciones. A pesar de ello, al no contar con autonomía constitucional, no tiene la atribución para poder levantar las evaluaciones; lo que pone en riesgo la medición del desempeño de los estudiantes y por lo tanto, una toma de decisiones informada.

Cierres totales por la pandemia y desaparición de Escuelas de Tiempo Completo

El cierre de los salones de clase afectó la ya dañada infraestructura del sistema educativo al agravar la pérdida de aprendizajes, el abandono escolar y la salud socioemocional de los alumnos. Esto solo se complicó más con el cierre total de 53 semanas, uno de los más largos del mundo, que de acuerdo con el Banco Mundial derivó en un rezago de 2 años escolares.

Aunque la Secretaría de Educación Pública (SEP) diseñó la estrategia de educación a distancia “Aprende en Casa”, alrededor de 2% de los alumnos de educación básica no regresaron a las aulas para el ciclo 2019-2020 y el 5% no volvieron a inscribirse para el siguiente ciclo escolar según datos del INEGI.

Sin la aplicación de evaluaciones estandarizadas, no se ha podido hacer un recuento de daños para entender la situación actual de la educación en México.

Sumado a ello, en 2021 la SEP decidió eliminar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC) que afectó a 3.6 millones de estudiantes y a más de 25 mil planteles educativos en comunidades marginadas.

De acuerdo con el Banco Mundial, Unicef y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el programa había mejorado el desempeño educativo, reducido el abandono escolar y disminuido la desnutrición de los alumnos más vulnerables.

Tras la polémica por su desaparición, sus objetivos se incorporaron dentro de La Escuela es Nuestra (LEEN), política que canaliza los recursos para mejorar las infraestructuras de las escuelas. Sin embargo, este cambio deja a las comunidades educativas en el dilema de escoger ampliar las jornadas o mejorar sus instalaciones al solo poder decidir entre una o la otra.

Nuevo plan de estudios y sus problemas

Finalmente, en 2022, la SEP presentó el nuevo plan de estudios el 16 de agosto a dos semanas del inicio del ciclo escolar 2022-2023 en un documento de 200 páginas que plantea un método de enseñanza sin materias y bajo un enfoque colectivo en el que los docentes deben adecuar los aprendizajes a cada contexto sociocultural.

El “Plan de Estudios de la Educación Básica 2022” se respalda en teorías humanistas, pero no cuenta con guías de actividades ni acciones concretas para implementar.

Ante la cercanía con el inicio del ciclo, se planteó la prueba piloto en 960 escuelas para el 22 de octubre, pero esta fue detenida por el amparo promovido por la asociación civil Educación con Rumbo debido a la poca claridad de los contenidos, asignaturas, evaluaciones y la nula capacitación a maestros.

Aunque todavía no ha sido aprobado, la Secretaría planea implementarlo en el ciclo escolar 2023-2024, tanto, que durante la primera semana de enero aplicó el Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes en el que se les instruyó sobre su nuevo rol con documentos preliminares, pero sin ejemplos aplicados sobre como adecuar su enseñanza.

Sin importar las buenas intenciones de los planes educativos, los cambios entre administraciones sin una visión a largo plazo y la falta de un plan accionable han dejado sin una guía a las comunidades educativas y con ello a la enseñanza de millones de estudiantes mexicanos.

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento