Los ‘pasitos’ del PACIC contra la inflación en México

El Paquete contra la Inflación y la Carestía (PACIC) es un programa – fondo de inversión que, en acuerdo con la Iniciativa Privada, tiene estrategias de estabilizar el precio de la gasolina, diésel y electricidad, así como frenar el aumento de productos agrícolas primarios
Foto: Anel Esgua

La implementación del PACIC (Paquete contra la Inflación y la Carestía) en México da respiro a la economía, que es golpeada desde el inicio de 2022 por la inflación mundial. En el mes de julio, la tasa anual incrementó ligeramente en un 0.74 por ciento, para llegar a un acumulado, en 2022, del 8.15%, del Índice de Precios al Consumidor (INPC).

La estrategia coordinada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Banco de México y el Poder Ejecutivo federal, comienza a frenar el alza de precios que todavía podrían subir, pero a muy baja escala.

Los servicios de luz, gas y productos de la canasta básica dispararon en venta hasta casi el 50 por ciento más de enero a julio de este año, lo que también trajo modificaciones en los precios de alimentos preparados, en restaurantes y negocios, atención medica privada, sector turístico y de entretenimiento.

El considerable aumento de los precios de bienes y servicios en el país se registró desde 2021, mismo que no se había disparado en grandes dimensiones desde el año 2000, en el que alcanzó el 8.9% de la tasa anual del INPC.

“Desde que entró el PACIC se ha contenido el precio de la inflación. Vamos a imaginar que era un vehículo que venía a 150 km. Por hora, ya va como a 147 y perdiendo velocidad, la inflación. Estamos viendo una inflación menos grave que ha funcionado bien.”, destacó el economista David Paramo en Imagen Noticias.

El PACIC con ‘peras y manzanas’

El PACIC fue presentado, en mayo pasado, por el gobierno mexicano, con una inversión de 574 mil 624 millones de pesos, con el fin de proteger los recursos sustentables del país y aminorar la subida de productos básicos.

La iniciativa contempla una asociación con empresas del sector agroindustrial y de autoservicios, en acuerdos respecto al aumento de precios.

Este programa promueve estrategias de distribución y de comercio exterior destinadas al incremento de la oferta de alimentos, como la estabilización del precio de la gasolina y el diésel, el gas LP y la electricidad, el aumento de producción de granos, la entrega de fertilizantes, y la reserva estratégica de maíz.

Asimismo, destinó recursos monetarios a favor de programas sociales, como Sembrando Vida, Producción para el Bienestar, Fomento a la agricultura, ganadería, pesca, agricultura y acuicultura, y Abasto rural, a cargo de Diconsa/Liconsa.

El proceso de este plan aún se encuentra en marcha y exige resultados asertivos, pero sin dejar atrás los objetivos iníciales que son el mantenimiento y estabilidad de los precios en el mercado, y el segundo: escudar el salario de los empleados y empleadas del país sin afectar sus alcances económicos.

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento