¡Mónica Naranjo, México te ama! Los 25 años de carrera de La Pantera de Figueras

Foto: Oscar Rodríguez
Erika Reynoso

Erika Reynoso

Los ojos de la Pantera de Figueras fijaban su mirada ante el público, las palpitaciones de fondo creaban una armonía en el auditorio Metropolitano. Gritos de la audiencia dieron entrada a los músicos vestidos de negro, celebrando los 25 años de carrera de la cantante española Mónica Naranjo.

La presencia del coro y la banda sinfónica, ambas de Ciudad de México y dirigidas por Pepe Herrero, dio inicio al evento con poderosos violines y vocalizaciones. Entre cantos y gritos, los fans saltaron de sus asientos para aplaudir su majestuosa aparición al escenario. Mónica Naranjo apareció con un traje dorado brillante abriendo el concierto con “El amor coloca”.

Recordando una frase de su padre, “Ya dormiré cuando me muera, porque solo se vive una vez”, dio entrada a la melodía “Solo se vive una vez”, lanzada en México en 1994 como segundo sencillo musical.

Desde su primera llegada a México, existieron diversos cambios en la cantante, fue en esa temporada cuando surgió “Óyeme”. Éxitos como “Sola”, “Pantera Negra” y “Doble corazón”, disfrutaron los admiradores de la compositora en el segundo bloque de la gala.

Al término de “Empiezo a Recordarte”, octava interpretación, una mujer entre el público intervino para entregarle un regalo a Naranjo, una pulsera roja que después de recibirla, la colocó en su mano derecha durante el resto del espectáculo.

Las sorpresas inundaron la noche, las luces bajas hicieron del lugar un espacio oscuro, pero las voces del público iluminaron la esperanza de hacer regresar a la española nuevamente al escenario. Y así sucedió, a los pocos minutos de su efímera salida, sus tacones hicieron presencia una vez más para darle un poco más de show al auditorio.

“Tú y yo volvemos al amor” sonó, y teniendo de fondo a la voz del público, la artista se encontró en compañía de Pepe Herrero junto con su guitarra haciendo efervescente el entorno. No culminó ahí, al terminar la “última melodía pedida por sus fans”, dio entrada a “Grande”, canción interpretada originalmente por Gloria Trevi.

Todo el equipo coronó el espectáculo frente a tablas tomado de las manos haciendo reverencia. Mónica finalizó el concierto recalcando todo el cariño que se lleva en su corazón y gritando: ¡Que viva la vida y que viva la música!

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento