#BastaDeContarHasta10, oposición al gobierno mexicano contra violencia de género

Foto: Andree Jiménez

Los casos de feminicidio en México registraron un aumento de 367 en lo que va de la cuarentena –a partir del 20 de marzo- de acuerdo con la Red Nacional de Refugios (RNR).

El gobierno federal lanzó la campaña “Cuenta hasta 10”, un tipo de terapia para evitar la violencia doméstica, que ha generado críticas y descontento por entorpecer la visibilización de la violencia contra las mujeres.

Así surgió “Basta de contar hasta 10”, iniciativa creada por activistas, feministas y figuras púbicas mexicanas para visibilizar la violencia de género durante el confinamiento con la participación de Organizaciones defensoras de los derechos de la mujer y Colectivos Feministas.

#BastaDeContarHasta10 en Twitter, promovida por la activista Malú García Andrade, nace en oposición a la campaña lanzada por el gobierno mexicano y pretende poner a la vista la realidad de la violencia que vive la población femenina en el país.

La promoción inició el pasado 9 de junio con un video donde se hace un recuento de las fallecidas por violencia de género y recordando que en México cada día mueren asesinadas 10 mujeres.

“Estoy cansada de contar hasta diez feminicidios diarios, quiero hacer una invitación a ser empáticos, no seamos ciegos y sordos, los invito a que como sociedad nos unamos.”, expresó para EFE México Mayra González, hermana de Gloria Sintia, quien desapareció el 20 de agosto de 2016 en la región de Xicotepec, Puebla.

El presidente López Obrador dijo el pasado 6 de mayo que “sí, sí existe machismo, pero también mucha fraternidad familiar. La familia en México es excepcional, es el núcleo humano más fraterno, esto no se da en otras partes.”

En respuesta, la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena Afrodescendiente (CAMIS) reviró que “desconocemos qué es lo que conlleva la palabra fraternidad, la palabra armonía familiar de la que habla el presidente”.

Asimismo, advirtió que en los últimos dos meses se ha incrementado la violencia contras las mujeres en zonas indígenas de Puebla, Oaxaca, Guerrero, Sonora, Veracruz y Chiapas. Por primera vez en 17 años la CAMIS tuvo un recorte presupuestal de 110.95 millones de pesos a diferencia de 2019, recursos utilizados para dar asesoría y acompañamiento a grupos indígenas en instancias de gobierno por violencia de género.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento