“El servicio a domicilio es insuficiente, hasta agosto antes del cierre definitivo”

Foto: Oscar Rodríguez
Wendy Herrera

Wendy Herrera

Restaurantes de la zona metropolitana de Puebla agonizan en el inicio de la nueva normalidad, el sector ha prescindido de miles de empleos a causa de las bajas ventas, a partir de abril. Las entregas a domicilio son el único recurso que rescata un porcentaje de los ingresos; los establecimientos no resistirán un mes más con el actual modelo.

La mayoría de comercios reinventaron formas de servicio para continuar en el mercado. A través de aplicaciones de entrega –Uber EatsRappi y Sin Delantal– las empresas realizan pedidos a distancia. “Fue la forma para atraer más clientes, para que la gente que no puede sentarse aquí, lo pueda llevar a su casa”, afirmó Lidia Arellano, propietaria del restaurante “Azafrán” en Cholula.

Los envíos a domicilio no garantizan seguridad económica a restauranteros. Las ganancias han disminuido más del 50 por ciento, son insuficientes para el pago de renta, nómina y servicios públicos. Los locatarios ansían la reapertura de sus espacios. los bajos ingresos no les permitirán mantenerse después de agosto.  

Los procesos de envío cuentan con las medidas de seguridad para la óptima entrega de alimentos y bebidas, como uso obligatorio de cubre bocas, gel antibacterial, tapetes, y sanitización de áreas de trabajo.

De acuerdo a la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), casi el 20% de los negocios asociados en el país quebraron durante junio. Olga Méndez, titular del organismo, afirmó que, con la entrega a domicilio, la industria gastronómica solo percibe el 15% de ingresos acostumbrados.

“Tratamos de hacer convenio con sistemas de servicio a domicilio, o nosotros adquirir el vehículo y hacer el reparto, pero, obviamente entre menos ventas, no tienes tanto para solventar un gasto, nos manejamos en un servicio estándar, el pick-up, que pasen a recoger la mercancía”, dijo Roberto Merena, encargado de un bar.

La reapertura en Ciudad de México; Puebla a la espera

En la Ciudad de México, los restaurantes abrieron sus puertas desde el 1 de julio después de tres meses de confinamiento. El semáforo naranja permitió la reanudación de actividades económicas, los establecimientos son regulados por estrictas medidas sanitarias.

Los protocolos en la capital del país permiten un aforo máximo del 30% de capacidad del local. Las mesas deben cubrir una distancia de dos metros y en espacios abiertos para ventilación natural. El personal utiliza en todo momento cubre bocas y careta; recomiendan que los pagos sean con tarjeta.

En contraste, en Puebla, aun no existe un protocolo para la próxima reapertura. Locatarios denuncian que hay desinformación, la mayoría se entera por redes sociales o entre comerciantes.

“No nos han dicho para cuándo, ni cuáles van a ser las medidas, nos hemos informado a través de internet”, comentó Lidia Arellano, dueña de un restaurante en Cholula.

Durante el fin de semana, el número de contagios activos en la entidad disminuyó. Al corte del 13 de julio, en Puebla se registran 14 mil 24 casos y mil 922 muertes, con el semáforo de alerta rojo. Las zonas gastronómicas esperan el cambio en el semáforo antes del cierre definitivo.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento