“Hace un año no había abasto, hoy es diferente, no hay lista de útiles”

Foto: Oscar Rodríguez
Oscar Rodríguez

Oscar Rodríguez

@OscarR_Ro

El inicio del nuevo ciclo escolar no significó grandes ganancias para los distribuidores de artículos de papelería como en años pasados. Por la pandemia y que las clases en su totalidad serán por Internet, las listas de útiles no existen y el material escolar reportará muy bajas ventas.

El fin de semana previo al regreso de cursos, las papelerías del centro de la ciudad de Puebla tenían un aforo irreconocible al de temporadas anteriores. El número de padres de familia que salió a surtir de algunos útiles fue reducido.

Sin saber que comprar para sus hijos, varios papás improvisaron en sus compras, libretas rayadas, cuadriculadas, blancas, no había diferencia; plástico y papel lustre para forrar el encuadernado no sería necesario; lápiz, plumas y colores no están mal de sobra; pliegos de papel bon, crepe, china, no estaban marcados en el ticket esta vez.

“Solo venimos por unas libretas y lápices que hacían falta, a después veremos que se les compramos, por el momento esto para que no salgan imprevistos”, compartió María Luna, madre de dos hijos de primaria, para Sala de Prensa.

Algunos solo tienen que realizar pequeños gastos de sus bolsillos, pues tienen la suerte de tener clases por televisión abierta, no obstante, es solo una cara de la moneda, otros tendrán que empeñar electrodomésticos para comprar una computadora o tableta para sus hijos.

“Lamentablemente nos pidieron una computadora para nuestro hijo de secundaria para sus clases en línea, y con lo poco que hemos ganado con mi salario de carpintero en esta pandemia apenas y nos alcanzó para comer y para las reinscripciones. Tendré que vender o empeñar herramienta para que mi hijo pueda estudiar”, contó con voz cortada Emmanuel Sánchez.

Del otro lado del mostrador el panorama no pinta mejor, solo papelerías de cadena podrán darse el lujo de levantar sus cortinas, pues aún en contingencia, en sus entradas hacen fila compradores con cobre bocas, con sana distancia y un papel con un enlistado improvisado en mano; mientras que las pequeñas surtidoras cerrarán en próximas semanas a falta de ventas.

Así es como dio comienzo a las compras de útiles escolares; incertidumbre por parte de padres familia, gastos innecesarios y nóminas de locales en ceros.

Deja un comentario

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Reciente

Siguenos

Video Semanal

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento