Hamburguesas y cemitas de chile en nogada, la innovación de la cocina tradicional

Foto: Anel Esgua
Oscar Rodríguez

Oscar Rodríguez

La temporada de Chile en nogada llega a Puebla acompañada de una pandemia, a la vez, de innovación y cambios a placer de los paladares; la hamburguesa y la cemita pasan a convertirse en el colchón y cubierta del platillo capeado.

En Fonda Santa Clara, con su tercera generación, la innovación persiste como lo hizo su fundadora, Alicia Torres de Araujo, hace 55 años. La mente pionera de Alicia buscaba llevar la cocina y la sazón de los mercados a un público más abierto, y hoy, sus sucesores vuelven a renovar la cocina poblana con la preparación de la cemita y hamburguesa del Chile en nogada.

Aunque para algunos esto podría salir de lo convencional, en palabras de Rubén Araujo, director de Fonda Santa Clara, “la gastronomía, la cocina, la comida, esta para innovarse y experimentar con ella, para descubrir nuevos sabores y formas de comerla”.

La diversificación del guiso al llegar a redes sociales tuvo opiniones divididas, la viralización hizo que los platillos fueran conocidos por más personas logrando su cometido.

“Creamos la hamburguesa y la cemita de chile en nogada con la intención de traer gente joven, gente más aventurera, de esa que quiere probar cosas nuevas.”, compartió Rubén en entrevista para Sala de Prensa.

La forma de preparar los chiles en nogada se adaptó a los panes con un extra: la nogada y la carne moldeados en cilindros planos; los panes untados con mermelada artesanal con la misma fruta de la nogada; los chiles capeados son cortados en tiras, y la salsa blanca pasa a tomar el lugar del kétchup y la mostaza. Con todo esto, el sabor es igual o mejor que lo tradicional.

La pandemia pasa a cobrar cuenta

El golpe económico que sufrió el ramo restaurantero sigue dejando estragos, y peor aún, en una de sus temporadas más esperadas del año. Los productores para sobrellevar sus precios tuvieron que aumentar costos de venta, llevando a los restauranteros a comprar ingredientes de temporada a sobre-precio.

La consecuencia sería un aumento en los precios de los platillos; sin embargo, Santa Clara optó por otra estrategia comercial: “Nosotros bajamos el precio del chile en nogada, comparado al del año pasado. Tratamos de mantener esa ideología de apoyarnos entre todos”, explicó Araujo.

A pesar de bajar las cortinas en cinco de sus siete sucursales en la capital poblana, llevando a una perdida en ganancias del 90%, la innovación en la entrega de su carta a través de aplicaciones de envío como UberEats y Rappi, y agregando nuevos platillos que buscan incursionar en nuevos paladares, Fonda Santa Clara seguirá satisfaciendo el apetito de los poblanos.

Previous
Next

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento