Priorizan fondos para entidades militares y financieras frente a salud y educación

Foto: Archivo / EsImagen

Por medio de tres nuevos fideicomisos, el gobierno federal ha beneficiado a la Sedena, Marina y al SAT con más recursos a su disposición pese a la política anti fideicomisos de la administración. El aumento de bienes en estas áreas contrasta con los recortes que educación y salud han sufrido en lo que va del año.

Desde marzo se establecieron los fideicomisos de Administración y Pago de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina recibiendo recursos provenientes de trámites aduaneros.

Mientras que la Secretaría de Marina ya ha utilizado 66.7 millones de pesos de su fideicomiso para la obra de dragado en el canal de navegación de Puerto Chiapas, el de Sedena aún no tenía fondos disponibles en junio, de acuerdo con el informe trimestral de Hacienda al Congreso.

Por su parte, el fideicomiso de Administración y Pago del Servicio de Administración Tributaria (SAT) consolidado a finales de 2021, tiene un saldo de 9 mil 821 millones de pesos.

Su creación difiere del “barrido de fideicomisos” que el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, afirmó era parte de la etapa de austeridad del Gobierno y que llevó a la extinción de 109 fideicomisos cuyos beneficiarios eran centros de investigación, proyectos en defensa de los derechos humanos y de periodistas, deporte, cultura y cine.

La orden emitida el 2 de abril de 2020 le ganó a la administración 68 mil millones de pesos para la crisis económica y sanitaria, además de servir como una purga por la corrupción dentro de estos. Pese a ello, hasta el 28 de octubre de 2020 solo 23 mil 697.3 millones de pesos pertenecientes a los 109 fideicomisos se habían incorporado a la Tesorería y en junio todavía existían 214.

Más a militares, menos a salud y educación

Este aumento de recursos destinados sobre todo a los militares, resalta con la reducción que las áreas de salud y educación han sufrido en la primera mitad de 2022 pese a las carencias que dejó la pandemia y la eliminación de las escuelas de tiempo completo por la falta de recursos.

Aunque la Secretaría de Educación Pública tenía un gasto programado de 183 mil 900 pesos, solo recibió 158 mil 973 millones, 24 mil 926 millones menos de los aprobados. Por su parte Salud tenía prometidos 83 mil 17 millones de pesos, pero recibió 16 mil 46 millones menos: 66 mil 920 millones de pesos.

Los recortes ocurren en medio de los problemas de desabasto de medicamentos que el país pasa y en educación la desaparición de escuelas de tiempo completo y el rezago por la pandemia y que le podría costar a México 136% del PIB de 2019 en los próximos 80 años según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento