Santa Lucía esconde 135 puntos con restos de mamuts

Foto: Cuartoscuro
Marytere Pavón

Marytere Pavón

A partir del segundo semestre del año, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) iniciará el proyecto “La prehistoria y paleoambiente del noreste de la Cuenca de México”, con el objetivo de explorar yacimientos de la edad Prehistórica encontrados en Estado de México.

Los primeros fósiles fueron descubiertos en mayo pasado en la zona donde actualmente se construye el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía. El primer descubrimiento fue a 14 kilómetros en noviembre de 2019 en Tultepec II, San Antonio Xahuento.

El proyecto busca obtener la mayor cantidad de información sobre el contexto paleontológico por medio de un equipo multidisciplinario. Tomarán muestras de polen, sedimentos, rocas y huesos, entre otros, para ser estudiados.

Las muestras obtenidas serán evaluadas en laboratorios del INAH y la UNAM, podrán recrear y conocer aspectos sobre la biología de los mamuts: sus dietas, morfología, tallas, genética, así como los procesos de descomposición y constitución de fósiles.

Se calcula que los vestigios encontrados podrían datar de entre 10 mil y 20 mil años de antigüedad, fechas que podrían precisarse con el estudio.

De acuerdo con Joaquín Arroyo Cabrales, uno de los coordinadores del proyecto, el descubrimiento en Santa Lucía destaca pues los descubrimientos con mayor número de individuos están ubicados más al norte, en Alaska y Canadá. Por ello, estudiarán lo que ayudó a la conservación de los fósiles.

Juez federal da prioridad al proyecto del INAH

El pasado 17 de junio, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en Ciudad de México, Juan Carlos Guzmán Rosas, dictó una orden provisional para proteger y dar prioridad a la exploración de los restos arqueológicos hallados en el nuevo aeropuerto.

La orden se dio después de que se promoviera un amparo alegando que las obras del aeropuerto podrían violar derechos humanos de acceso a la cultura y compromisos internacionales del Estado mexicano.

Además, solicitó al INAH informar si las obras le impiden llevar a cabo el proyecto, y delimitar el área de este para evitar que las máquinas de la obra destruyan algún vestigio.

Por el momento, el plan tendrá como único objetivo obtener conocimiento de fósiles. Después de la investigación determinarán la posibilidad de presentar una propuesta de contenidos para un museo, explicó la dependencia.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento