Tortuosa y amedrentada, la detención de Leslie en Puebla

Leslie fue detenida por presunta posesión de droga; la policía no comprobó los cargos y el lunes fue liberada
Foto: Anel Esgua

Leslie Alcántara vendía artículos por Internet y realizaba entregas físicas en el Centro Histórico de la ciudad de Puebla. El sábado 22 de enero, junto a su madre, esperaba a un cliente cuando un policía se acercó y detuvo a Leslie junto a 4 agentes más, sin motivos precisos. La noche de ayer –lunes 24- fue liberada junto a otras seis personas relacionadas con ella, amedrentados para no dar postura a los medios.

La aprensión de Leslie está plagada de inconsistencias y bajo un procedimiento fuera del marco jurídico. Los 7 detenidos en el caso fueron acusados de presunta posesión de droga, envoltorios de cristal y marihuana, y un arma de fuego con 100 cartuchos útiles. Pero las pruebas nunca fueron presentadas por la autoridad.

La madre de Leslie contó que un presunto policía vestido de civil, adscrito a la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), las abordó en la calle 5 poniente y 9 sur a las 14:30 horas del sábado. Miró la mercancía que tenían, pidió refuerzos y esposó a la joven de 26 años de edad por distribución de droga. La subieron a una patrulla y partieron del lugar.

Su familia comenzó su búsqueda en comandancias, dependencias de seguridad y en algunos hospitales, pero al no tener respuesta, recurrieron a amigos y conocidos de la también egresada de la licenciatura de Comunicación en la BUAP. Por Facebook, Twitter e Instagram, la foto de Leslie Alcántara circuló para dar con la ubicación.

En ese lapso de tiempo, la joven pudo enviar mensajes desde su teléfono a algunas amigas que también venden en línea para que la ayudar. La familia afirmó que los guardias estatales le ordenaron dijera estar en el municipio de Amozoc. Por ella fueron 6 personas y a llegar al punto fueron detenidas.

Doce horas después de la captura, familiares de Leslie la localizaron en el Complejo Metropolitano de Seguridad Pública C5, en la zona de Angelópolis. Pero al no tener contacto visual con ella, convocaron a medios para detallar la historia completa y hacer presión por su liberación inmediata.

El abogado del caso y Jaime Alcántara, padre de la joven, afirmaron que Leslie fue obligada a firmar oficios sin orientación jurídica, además presentaba signos de violencia física.

Para la mañana del lunes 24 de enero, la familia Alcántara, amigos, personas que venden por redes sociales y activistas, marcharon del Paseo Bravo hasta Casa Aguayo –sede del Poder Ejecutivo de Puebla, para exigir la liberación de las 7 personas y esclarecer los motivos imputados.  

“Yo quiero únicamente justicia para mi hija, que vean lo que en realidad pasó”, pidió Jaime Alcántara.

Al mismo tiempo, la Comisión de los Derechos Humanos (CDH) de Puebla se unió a la carpeta e inició un expediente de queja ratificado por Leslie contra elementos de la SSP.

La noche del mismo 24, Leslie y los seis detenidos fueron liberados por falta de pruebas, pero, según fuentes extraoficiales, también intimidades si comparten con la prensa lo que sucedió durante el proceso cautelar. Hasta el momento, la SSP no ha fijado la postura completa de los hechos, y la parte acusada tampoco por recomendación de sus asesores legales.

Previous
Next

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento