Dificultad para dormir y menos horas de sueño, el horror del «Covid-somnia»

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Foto: Especial
Redacción

Redacción

Entre los múltiples efectos de quienes han padecido Covid-19 en el mundo resalta el insomnio, un trastorno que dificulta conciliar el sueño y agrava en el rendimiento físico de las personas.

El llamado “Covid-somnia” es imperceptible, para la mayoría de los pacientes parece ‘normal’, pero en quienes nunca lidiaron con él es evidente.

Un estudio de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASM), reveló que el 56% de los habitantes en Estados Unidos tienen problemas para dormir como efecto del coronavirus. En algunos casos, además de no poder dormir, sus horas de sueño son más cortar por inercia del cuerpo, o tienen sueños perturbadores, pesadillas.

“La COVID-somnia puede ser provocada por múltiples factores estresantes: miedos sobre la pandemia, preocupación por los seres queridos, preocupaciones financieras y socialización limitada.”, menciona un texto del análisis.

Los hombres de entre 35 y 44 años son los más afectados por este trastorno, pues el 70% manifestó tener alguno de los problemas descritos, como problemas para permanecer dormidos o falta de descanso, a partir del inicio de la pandemia.

Los síntomas y efectos de COVID-somnia

El insomnio provocado por el Covid-19 no se refiere solo a dificultades para conciliar el sueño, también a una sistemática falta de descanso, sueño profundo, fatiga e irritabilidad durante el día.

Entre los síntomas y cosas rutinarias que ocasionan esta enfermedad están:

  • Pasar demasiado tiempo frente a pantallas como el televisor, la computadora o el smartphone
  • Dejar de despertarse todos los días a la misma hora
  • Preocupación constante sobre la pandemia
  • Preocupación sobre la salud de los seres queridos
  • Preocupaciones financieras
  • Socialización limitada

Cómo conciliar el sueño y superar la COVID-somnia

La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño recomienda que la mejor manera de combatir este padecimiento es esforzarse de manera consciente en practicar mejores hábitos y rutinas del sueño. Para ello:

  • Mantener un horario constante
  • Dormir siete horas mínimo por noche
  • Acostarse y levantarse a la misma hora, incluyendo los fines de semana
  • Reducir el tiempo en la pantalla
  • Marcar horarios para ver noticias y redes sociales
  • Apagar todos los aparatos electrónicos al menos 30 minutos antes de ir a la cama
  • Habitación fresca, tranquila y completamente oscura
  • Guardar los dispositivos muy lejos de su alcance
  • Relajarse con un baño de agua tibia
  • Meditar 30 minutos antes de acostarse

Si persisten las dificultades para dormir, se aconseja consultar a un especialista. Además, la academia indica que la mayoría de los problemas para dormir responden bien a un tratamiento con terapia cognitivo-conductual.

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento