Transporte en bicicleta es parte de la nueva “normalidad”

Foto: Oscar Rodríguez
Oscar Rodríguez

Oscar Rodríguez

La construcción de ciclovías emergentes adaptaran 26 kilómetros de la urbe poblana, significando un avance en el uso de transportes no motorizados, principio de la nueva “normalidad”. La adaptación de estos vehículos de dos ruedas hará una mejoría en el éter de la ciudad, mejores hábitos en la salud y disminución de contagios por Covid-19.

La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, señaló, en conferencia de prensa, que hubo un aumento del 40% en el uso de la bicicleta en zonas donde el transporte público dejo de circular; en abril el Centro Histórico restringió el paso de automotores.

Víctor N. es un taquero de casta, desde hace 25 años vende tacos de canasta. Su medio de transporte, su puesto de trabajo, es una bicicleta que lo lleva de punta a punta de la ciudad para ofrecer tacos de guisado.

“Amo mi trabajo, pero a veces se me complica rodar por las calles. He tenido experiencias donde se me lanzan los carros, camiones del transporte público y motos, inclusive me han doblado mi rin estando cerca de salir atropellado.”, charló en entrevista para Sala de Prensa.

Los ciclistas también incurren en faltas viales. Víctor confesó haber violado algunas medidas, “hay veces que por las prisas tengo que pedalear por sentido contrario, o subirme a la banqueta para atender un pedido pues los autos no dan tregua”.

La justificación, el taquero dijo es por la falta de infraestructura para el tránsito de bicicletas y el desconocimiento de reglas de movilidad para ciclistas, peatones y automovilistas.

En otro contexto, hay repartidores de alimentos por aplicación digital que conocen en su mayoría las reglas para circular. Ángel González trabaja desde hace 3 años con Uber Eats.

“Siempre llevo conmigo mi chaleco con cinta reflectante, mis guantes y mi casco; trato de ir al 100 con el reglamento, por mi seguridad y la los que transitan las calles.”, expresó.

Ángel también ha tenido que corromper la ley para proteger su vida: “hay veces que tengo que subirme a las banquetas o transitar por otras calles donde no hay ciclovías por que los topes que dividen nuestro carril están rotos, o a veces se estacionan uno o dos carros en el carril, o simplemente no existe esta división” manifestó el joven repartidor.

La creación de nuevas ciclovías en la metrópolis permitirá una mejor circulación para transportistas de dos ruedas, estas obras, se esperan, tendrán respaldo con campañas que fomenten el correcto uso de este medio de transporte, además de concientizar a peatones y automovilistas de respetar este vehículo que será más habitual ver circular en las calles de Puebla.

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento