«Un grito para ser escuchadas», la unión del 8M

Foto: Anel Esgua

El 8 de marzo une a las mujeres, aquellas que demandan justicia y cambios en una sociedad que ejerce violencia contra sus derechos. El 8 de marzo es un recuerdo por las mujeres que ya no están, que les fue arrebatada la vida, y de las que celebran aún su existencia.

La emoción de todas está en el aire, esperan ansiosas marchar, cantar, gritar, bailar. Varias son completas desconocidas, se vuelven amigas. Mujeres que, quizá, nunca se han visto platican como si se conocieran de toda la vida.

Entre esta marea morada y verde nadie está desprotegida, se cuidan entre todas, preguntando si necesitan algo, asegurándose que esa chica que parece venir sola este acompañada durante la marcha, que ninguna se sienta sola.

A fin de cuentas, todas comparten la experiencia de ser mujer en este mundo, en este México. Todas han sido violentadas alguna vez, de la forma más “pequeña” con una mirada lasciva que te afecta en lo más recóndito, todas saben lo que significa ser mujer en un país machista que se niega a reconocer su realidad.

Esta unión les da la fuerza para hablar, para continuar con su vida, pese a esa situación que decidieron callar o a esa mujer que perdieron, para vivir sin miedo.

*****

Las calles y transeúntes en el centro de la ciudad de Puebla ven la solidaridad de miles de mujeres, no solo de las de aquella marea morada y verde, también de las que desde sus casas o espacios de trabajo las apoyan y animan con un cartel o una mascada o del color de la lucha.

Mujeres mayores aplauden con admiración mientras la marcha avanza, celebrando a esas jóvenes que decidieron romper con las tradiciones de generaciones y dejar de callar. Al contrario de lo que muchos piensan, las naranjitas, quienes se encargan de limpiar “los desastres” que deja la marcha atrás, les muestran su apoyo con genuinas sonrisas.

En efecto, ese apoyo sí se ve.

Y también el entendimiento a una lucha cuyo objetivo principal es el cumplimiento de los derechos de todas las mujeres, porque esta lucha es de todas.

*****

Con el cielo oscureciendo y ante la atenta mirada de vendedores en comercios, transeúntes y los cientos de años de historia del zócalo, un grupo de mujeres comparten con todas sus luchas, sus dificultades y sus victorias.

Todas nos alegramos ante el triunfo de dos chicas que comparten que al fin lograron destituir a un profesor de bachiller acusado de acoso sexual, puede que no sea de tan gran magnitud esta noticia, pero todas se alegran en saber que una vez más se hizo justicia.

Y se alegran porque saben que no siempre es así. La justicia puede tardar años en llegar y muchas veces no completa, como dijeron las mamás de Diana Celina González, quien fue secuestrada y asesinada en la ciudad de Puebla, y de Karla López Albert, a quien su pareja asesinó junto a otros tres hombres por el solo hecho de no querer abortar a su bebé.

Las autoridades le han mostrado a cada mujer presente que quienes en verdad las escuchan, luchan a su lado y las protegen son otras mujeres.

Una mujer entre lágrimas comparte su marginación por no poder encontrar trabajo debido a su edad, pero sobre todo la impotencia y enojo que siente porque su hija fue violada por un policía y lo que ha causado en ella. Sus palabras conmueven a todas las presentes, quienes conocen que la consigna “la policía no me cuida, me cuidan mis amigas” desgraciadamente es muy real.

Entre gritos de apoyo y diciéndole que no está sola, esta mujer agradece por el apoyo y principalmente por ser escuchada.

Escuchar, algo que parece tan simple pero que tiene tanto significado y peso para muchas mujeres cuyas voces no han sido escuchadas. Eso es lo que es el 8M, lo que es el feminismo, encontrar el apoyo de otras mujeres solo con ser escuchadas y comprendidas.

Anterior
Siguiente

Deja un comentario

Nosotros

El Semanario Gráfico inició circulación en noviembre de 2020, tras 11 meses de desarrollo. Nuestros primeros pasos en el periodismo lo dimos como Sala de Prensa, proyecto universitario que mantuvo vigencia por más de 7 años.

Reciente

Siguenos

Suscríbete a nuestro portal

Toda la información al momento